Un viejo sueño pisoteado

UN VIEJO SUEÑO PISOTEADO

 

Es difícil abrir el día a la esperanza,

sumergirte en las aguas sucias

de una ciudad que te mira a los ojos.

Tiembla la cuchilla en mi mano,

mientras se abre paso entre la espuma.

-“Éste no soy yo”- reza el cartel

que cuelga de mi corazón.

Yo vine aquí a amar las flores

de los días,

nunca vuestras sucias mentiras,

nunca vuestra podrida civilización.

 

 

Copyright © 2012. Antonio Soto

Todos los derechos reservados. All rights reserved