Claves de la felicidad

CLAVES DE LA FELICIDAD

 

Dicen los científicos

que para ser feliz es necesaria

una especial disposición genética.

 

Así,

si uno trabaja más (o mucho más)

por un salario de mierda;

si la mitad de ese salario

se va en la hipoteca y en las deudas;

si la otra mitad solo da para espagetis y patatas,

tu infelicidad es culpa tuya.

 

La riqueza —insisten— sólo da color.

 

Por el contrario —argumentan—,

hay personas en cuyos cuerpos está escrito

soy feliz, o no lo soy

pero puedo serlo cuando quiera:

en sus novelas genéticas y redes neuronales

existe una predisposición a la dicha,

escrita en caracteres matemáticos.

 

Así,

si fulanito o menganito es rico;

si tiene un buen trabajo que le gusta

y dinero y una buena casa y un buen coche

y no es feliz,

es culpa suya.

 

En eso estoy de acuerdo.

 

La teoría de la infelicidad genética es exacta,

ya que demuestra que la ciencia no es para nosotros,

que trabajamos más (o mucho más)

por salarios de miseria.

 

Copyright © 2013. José Luis Bellón Aguilera

Todos los derechos reservados. All rights reserved

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s