Las ratas a deshoras

LAS RATAS A DESHORAS

 

El peso de la sangre,

la libertad de ser lo que no eres

y el odio, rata incómoda,

en esas horas místicas

del insomnio y la duda, sostenida a balazos.

En esas putas horas

de la certeza horrible. Cuando

ni masturbándote

puedes domesticar a la bestia –tu hermana-,

esa que te domina y que te jode,

pendiente de una orden de desahucio y un reloj

que vomita minutos, segundos como restos de basura,

y el peso de la sangre –otra vez en tus venas-,

autómata, indolente,

como esos rojos labios

que nunca te besaron con amor.

 

Copyright © 2012. Katy Parra Carrillo

Todos los derechos reservados. All rights reserved

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s